“Macri prioriza los intereses de las multinacionales y entrega la soberanía del Río de La Plata”

2 agosto, 2018

“Con la derogación de la resolución 1108/13, Argentina ha retrocedido a la década del 90. Macri prioriza los intereses de las multinacionales y entrega la soberanía sobre el Río de La Plata, regalando a chilenos e ingleses el pasaje biocéanico y la política atlántica”, afirmó el ingeniero naval Horacio Tettamanti. En otro orden calificó de “gran estafa” el manejo por parte del Presidente de la ley de Industria Naval, vetada parcialmente luego de su sanción en el Congreso tras arduas mesas de consensos.

El ex subsecretario de Puertos y Vías Navegables criticó con firmeza las políticas Cambiemos en la materia, en diálogo con Ser Industria.

“Este gobierno tiene como único norte destruir todo lo que se hizo en la gestión anterior. Lo primero que hizo Macri fue tomar un helicóptero y regalarle al presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, la derogación de la resolución 1108/13, que era parte de un esquema estratégico que pretendía hacer una recuperación de todo lo que Argentina había retrocedido en la década del 90 y ahora Cambiemos aprobó la profundización del puerto de Montevideo”, indicó.

El especialista aseguró que “nosotros entendemos que el complejo marítimo argentino es un sistema que trabaja a como vasos comunicantes. Industria naval, Marina Mercante, puertos y vías navegables deben interpretarse como un todo y una decisión de un sector repercute en el otro. Por eso procuramos primero consolidar la carga y la efectiva vigencia la ley de cabotaje, para que las cargas internas argentinas fueran realizadas por buques de bandera nacional”.

En el mismo contexto Tettamanti señaló que “el paso siguiente sería poner en valor tratados bilaterales vigentes como el que hay con Brasil, que extrapola la reserva de carga hacia los intercambios bilaterales del Mercosur. El problema es que Uruguay siempre se opuso a acompañar estos acuerdos bilaterales que tienen como objetivo la protección de los buques de bandera de los países miembros e insiste en instalar la idea de que el tráfico por agua tiene que hacerse con bandera de conveniencia y la instalación de puertos libres. Ese es el origen del conflicto. Hay una tensión entre los intereses de las multinacionales de transporte que están en instaladas en Uruguay respecto de las políticas de protección del empleo que llevan adelante Brasil y Argentina”.

La resolución 1108, puso de manifiesto esta situación. “Además la decisión argentina de impulsar la apertura del canal Magdalena, que es natural y soberano, contrario al artificial que subordina a Buenos Aires respecto de Montevideo, también fue conflictiva”.

“Uruguay se opuso casi dos años a nuestro proyecto hasta que finalmente se quedó sin argumentaciones para objetar la construcción del canal Magdalena, que quedó listo y preparado inclusive con una primera licitación que fue fallida. Este gobierno la dejó de lado prioriza los intereses de la multinacionales y abandona el proyecto. Después de décadas en que la política de estado de Argentina fue defender la soberanía del Río de La Plata, se allana al interés de las multinacionales, permite el dragado de Montevideo y lo consagra como el puerto central de toda la Cuenca del Plata”, continuó el ex funcionario.

Señaló que en consecuencia “estamos frente a un hecho gravísimo porque Argentina abandona y resigna la tutela de sus intereses de la Cuenca y a partir del dragado todo el comercio exterior, se va a dirimir en el puerto de Montevideo”.

“Es un disparate que Argentina dependa de la Maersk o Hamburg Sud para poder exportar y lo que a mi criterio es la causante fundamental de enorme déficit comercial que tenemos. No podemos exportar si no tenemos logística. Nuestro país tenía que haber recuperado la soberanía logística a través de sus puertos, ríos y buques”, agregó.

Tras volver a calificar como “gravísima” a esta realidad, Tettamanti señaló que “están apareciendo las primeras consecuencias: despidos en los puertos de Buenos Aires, Rosario y poco a poco a partir de ahora ya quedando consolidado Montevideo como puerto central, Buenos Aires quedará simplemente como una suerte de plazoleta de contenedores y la misma suerte seguirán los demás puertos marítimos y fluviales”.

El ingeniero naval marplatense también se refirió a la importancia geopolítica de esta medida. “Es muy grave y fortalece a Montevideo como la operación de todo lo que significa la usurpación de todos los recursos naturales de Malvinas. Tanto la pesca como las explotaciones petroleras se hacen porque tienen como puerto de acceso y logístico Montevideo. Se va a debilitar mucho la geopolítica argentina, el atlántico sur y le va a regalar tanto a chilenos como a los ingleses todo lo que significa el pasaje bioceánico y la política atlántica”.

Marina Mercante e Industria Naval

Consultado sobre el veto de Mauricio Macri a la ley de Promoción de Industria Naval sostuvo que “se consumó una estafa, porque fue una ley de transacción, una negociación entre el sector armatorial y el de la industria naval. El primero solicitaba la posibilidad de importar buques sin aranceles, para poder recomponer rápidamente una Marina Mercante. La Industria, a través de los sindicatos se allanó y permitió como ningún otro sector de servicios del país, importar bienes de capital usados por una ventana de dos años con un acuerdo. No se opusieron a la importación de buques usados en tanto y en cuanto se habilitaran una línea de financiamiento y la devolución de impuestos para igualar la condición externa a los astilleros locales”.

“Finalmente se consumó una estafa legislativa, vaciaron de contenido a la Industria Naval, porque en definitiva lo importante eran tres cosas: el estado iba a comprar buques fabricados en Argentina, pero compraron lanchas a Israel y barcos en Francia; el fondo financiero lo vetan porque no tienen fondos y la parte de impuestos también la vetan. Lo único que dejan de la IN es la importación de barcos usados y el cese de bandera con lo cual tergiversaron totalmente todo lo aprobado por el Congreso”, sostuvo.

Tettamanti agregó finalmente que “se hizo un rompecabezas de una ley y sacaron pedazos para armar algo que ya se probó y fracasó, porque destruyó la Marina Mercante y ni siquiera sirvió para importar barcos, nadie importó barcos ni los van a importar, porque no lo acompañan ni los armadores. Los sindicatos fueron burlados y los astilleros se esforzaron para construir remolcadores de alta tecnología para que luego el gobierno permitiera traer usados. Se ufanan de bajar los costos, pero están destruyendo la industria argentina”.

Noticias Relacionadas

Ver Más Noticias Relacionadas

La actividad económica cayó 0,5% interanual en diciembre

El acumulado de 2022 registró una expansión de 4,8%.

Hace 4 días
Por

Argentina y Paraguay refuerzan los controles aduaneros sobre la Hidrovía

Ambos países suscribieron un acuerdo con el objetivo de prevenir, reprimir e investigar ilícitos.

Hace 4 días
Por

Dirigentes de Brasil, Paraguay y Argentina, compartirán un encuentro de integración en San Lorenzo

Analizarán alternativas para profundizar la relación entre los municipios y potenciar las economías regionales.

Hace 5 días
Por

Empresarios argentinos y brasileños apoyan el proyecto de una moneda común

La UIA y la CNI, pidieron estabilidad económica y criticaron “todo accionar que atente contra el normal desempeño del Estado de Derecho”.

Hace 1 semana
Por

Buenos Aires es la ciudad más cara de Latinoamérica

Un informe publicado por TV Azteca, ubica en primer lugar a la capital de Argentina, seguida por Montevideo y Panamá.

Hace 2 semanas
Por

La canasta básica de alimentos aumentó en 2022 más que la inflación: 103,8%

En diciembre, una familia necesitó $152 mil para no ser pobre y $67.187 para evitar la indigencia.

Hace 2 semanas
Por