Buenos Aires

16°

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 58.75

Venta

$ 63.75

Euro

Compra

$ 67.25

Venta

$ 67.62

Real

Compra

$ 13.90

Venta

$ 13.90

Provisto por

La Mesa de Concertación Naval se relanza para ser parte de la agenda productiva de Alberto Fernández

Lunes 16 de Diciembre, 2019

El secretario general del Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON), Juan Speroni, se mostró expectante respecto al gobierno que encabeza Alberto Fernández. Aseguró que con la nueva gestión la industria naval será protagonista en las políticas productivas que aplique el flamante Presidente de la Nación.

En una entrevista concedida a Ser Industria Radio, el dirigente sindical adelantó que este lunes 16 de diciembre tendrá lugar el relanzamiento de la Mesa Nacional de Concertación de la Industria Naval Argentina, con el objetivo de delinear políticas para el sector.

SI: ¿Cuáles son las expectativas ante el nuevo Gobierno Nacional?

JS: Creo que hay una esperanza total y absolutamente nueva en el marco de una propuesta política, económica y social que nos abre las puertas de un sendero para tener esperanza y mucha fe de reconstruir nuestro país a partir de la producción, del trabajo, de la recuperación del mercado interno. Esperamos políticas que generen las condiciones de un modelo económico que sea beneficioso para el pueblo argentino.

SI: Relanzan la Mesa de Concertación de la Industria Naval. ¿Por qué decidieron hacerlo en este momento y cuáles son los objetivos?

JS: El objetivo principal es tener una construcción horizontal de una mesa donde estén representados todos los sectores y poder discutir desde ahí una agenda que tiene que ver con un nuevo marco político que existe en el país a través de la presidencia de Alberto Fernández. Debemos delinear las políticas que hacen falta para el sector. Esto en realidad lo venimos hablando desde hace mucho tiempo. No nos olvidemos que nuestro país hace alrededor de tres décadas que no cuenta con instrumentos fundamentales para recuperar la soberanía en el Río Paraná y en nuestro mar territorial argentino. En consecuencia, todas las posibilidades para generar valor agregado que tenemos. Por ejemplo, la renovación de la flota pesquera donde hay un enorme potencial de trabajo que quedó totalmente inconcluso. La industria naval en esta etapa tiene condiciones más que favorables para discutir un verdadero proyecto para recuperar los instrumentos básicos y poder ser parte de la agenda en la reconstrucción de nuestro país. También tenemos la hidrovía Paraná-Paraguay y una situación donde el 98% de los barcos son de bandera paraguaya, tenemos la amenaza del puerto de Montevideo, nos falta un puerto de aguas profundas en Argentina. El sector enfrenta una situación problemática en relación a lo que es financiamiento, a los créditos, vamos a tratar de que la Mesa de Concertación abra un sendero para empezar a discutir estos temas y después plantearlos en términos de demanda para que sean incorporados a la agenda de esta convocatoria que hace el Presidente a un acuerdo económico, político y social en nuestro país.

SI: ¿Quiénes van a integrar la Mesa?

JS: En principio están convocados todos los sectores de la industria naval, tanto los astilleros públicos y como los privados. También las cámaras del sector de la industria naval, sectores armatoriales. Todos aquellos que quieran colaborar para generar las condiciones de una agenda de trabajo y planificación en el sector serán absolutamente bienvenidos.

SI: ¿Ya tuvieron contacto con el nuevo Presidente o con su equipo técnico?

JS: Con el Presidente todavía no. Sí con los equipos técnicos. Todo el trabajo que venimos haciendo desde hace muchísimo tiempo se lo hemos entregado. Creemos que vamos a ser parte de la convocatoria de este nuevo proceso que se abre en la Argentina. La incorporación de la industria naval, de la marina mercante, de los puertos, que verdaderamente tienen un potencial extraordinario de cara a la demanda que tiene nuestro país en término de capitalización del comercio exterior, de valor agregado y fundamentalmente para que sea parte y complemento de una transformación logística que nuestro país está necesitando desde hace mucho tiempo.

SI: Respecto a la compra del buque polar a Finlandia que realizó el Gobierno saliente. ¿Le pedirán a Alberto Fernández que de marcha atrás con esta medida?

JS: En cuanto al buque polar en este momento hay una expresión muy clara, muy contundente y firme de todos los sectores de la industria naval porque creemos y estamos convencidos que la industria naval argentina, tanta la pública como la privada, generando las condiciones de complemento está en condiciones de afrontar este desafío de la construcción del buque polar. Esta discusión todavía está inconclusa porque empezó con el gobierno anterior que por suerte se fue y ahora están dadas todas las condiciones para que se construya en nuestro país. Esto es un salto tecnológico, cualitativo e importantísimo para el sector.

SI: Durante el Gobierno de Macri se sancionó la ley de Industria Naval, luego vetó los artículos más importantes relacionados al financiamiento y terminó adquiriendo buques en el exterior. ¿Por qué ese dinero no lo volcó en el financiamiento para los astilleros locales y en cambio compró barcos en el extranjero?

JS: Porque forma parte de la visión de un Gobierno que apostó a la especulación financiera, espéculo a la timba, apostó a la destrucción del mercado interno, a la desindustrialización de nuestro país, al endeudamiento y en consecuencia para el Gobierno anterior daba lo mismo que los buques se hagan afuera o en nuestro país.  En función de eso acordó con el gobierno de Francia la compra de barcos, cuando realmente nuestro país tiene todas las condiciones para construir estos patrulleros. Lamentablemente esto ya no se puede volver atrás porque es un acuerdo que se aprobó con el otro gobierno. Nosotros nos opusimos como lo hizo todo el sector, pero la decisión política de un Gobierno que lamentablemente miraba más para afuera que para adentro no se pudo detener.

SI: ¿Se harán en el país este tipo de buques desde ahora?

JS: Con el nuevo Gobierno, creo que la industria naval argentina está en condiciones de que todas estas cuestiones que tengan que ver tanto con la Armada nacional, Prefectura, la renovación de la flota pesquera… En términos de déficit de comercio exterior, por no capitalizar adecuadamente el flete que son alrededor de cinco mil millones de dólares. También debe ser un complemento de todo lo que es la política de offshore para Vaca Muerta, acá hay una gama de posibilidades y solo falta que se tomen las decisiones políticas correctas y se pueda planificar en consecuencia un reordenamiento del sector para que fundamentalmente se proteja al trabajo argentino.

SI: Se dice que por la compra de los buques a Francia se pagaron más de 400 millones de dólares y habría un 70% de sobreprecio. ¿Esto es así, hubo corrupción en estas compras?

JS: Esto se demostró, hay informes, presentaciones que se hicieron y eso va a seguir su rumbo. Creo que en el marco de lo que significó el gobierno anterior para nuestro país todo esto es posible, absolutamente. No hay que olvidarse que, por ejemplo, venimos discutiendo desde hace 25 años una ley de marina mercante y de industria naval. En el último periodo, para encontrar los instrumentos mínimos, se sancionó una norma, donde se resignaron cosas para tener por lo menos un instrumento mínimo que protegiera al sector. El gobierno anterior, que fue parte de ese consenso, obstruyó total y absolutamente la ley que se aprobó por unanimidad en el Senado y casi por unanimidad en Diputados, terminó vetando los artículos centrales. A partir de ahí da la posibilidad de cualquier cosa que haya hecho sobre el sector.

SI: ¿A la nueva gestión le reclamarán el fondo de financiamiento?

JS: Sí, vamos a buscar todos los caminos que sean posibles. También entendemos las dificultades que tiene el nuevo gobierno en el inicio para poder recuperar el Estado donde los más protegidos sean los más vulnerables que son la consecuencia del desastre que se hizo en política económica. El problema que tenemos hoy es que las tasas de intereses son una locura, no las puede soportar ningún país del mundo. Con una tasa más o menos moderada, con instrumentos que se deben buscar a partir del consenso del Estado y con decisiones políticas creo que lentamente vamos a empezar a revertir la situación en el sector. Pero independientemente hay que proteger la soberanía del Paraná, tener una mirada sobre el mar territorial, esa pampa azul que tenemos y del cual subyace toda una riqueza en términos ictícolas, de hidrocarburos, de gas, de petróleo, donde la industria naval está en condiciones de ser un complemento de todo eso. Tenemos que tener una visión de futuro, para que podamos planificar conjuntamente con el Gobierno Nacional todas las posibilidades para generar trabajo y valor agregado a nuestro país.