“Las medidas del Banco Central afectan al comercio exterior y al transporte marítimo internacional”

Lo afirmó Alejandro Wolf, al analizar las recientes medidas del BCRA que están causando inquietud en el sector del comercio exterior.

Por

22 mayo, 2023

En las últimas semanas, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) implementó medidas que están generando preocupación en el sector del comercio exterior, específicamente en relación con el pago de fletes internacionales.

En diálogo con Ser Industria Radio, Alejandro Wolf, integrante de la mesa directiva de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG), consideró que el tema central que subyace en estas medidas “es la escasez de divisas en el país y las restricciones para su acceso”.

“Si bien en el pasado se han tomado medidas relacionadas con las operaciones de importación y exportación, esta es la primera vez que se aplican directamente a un servicio primordial como el transporte internacional”, señaló en el aire de la 221Radio. En ese sentido, lamentó que, en Argentina, ya no exista una marina mercante nacional, por lo que todo el servicio de transporte marítimo está en manos de líneas extranjeras.

Fletes internacionales

El especialista en Logística Internacional, se refirió también a la Comunicación 7748 emitida del BCRA, norma que establece que los pagos por fletes deben efectuarse en pesos, pero la autorización para la transferencia al exterior se realizará en dólares a los 90 días.

“Esta medida plantea un riesgo considerable para las líneas marítimas, dado el constante aumento e inestabilidad del tipo de cambio oficial. Existe la posibilidad de que el costo final del flete sea considerablemente menor al momento del cobro, lo cual genera incertidumbre y alerta en los transportistas internacionales”, sostuvo.

Wolf remarcó que Argentina no es el puerto más atractivo debido a las restricciones económicas, pero que su ubicación estratégica en la ruta hacia Brasil, brinda cierta conveniencia para las líneas marítimas.

“Los puertos de Montevideo y Buenos Aires, están en la ruta y en conjunto terminan siendo convenientes para las líneas. Pero si no fuera así, Buenos Aires sería un puerto de los que se denominan feeder, con servicios de conexión con puertos de Brasil. Este tipo de medidas francamente no favorecen”, sostuvo el directivo de ARLOG.

Condiciones comerciales

El directivo de ARLOG consideró que una de las implicancias más relevantes es el cambio en las condiciones comerciales, en particular en los incoterms. Anteriormente, los exportadores solían vender con el flete incluido, pero ahora les convendrá hacerlo de forma FOB (Free On Board), donde el importador es quien define y paga el flete. Esto implica un cambio fundamental en la dinámica comercial y puede afectar la capacidad de los exportadores para controlar y negociar los costos de transporte.

La falta de una marina mercante nacional y la escasez de dólares, plantean la cuestión de si estas restricciones eran realmente necesarias o si existían otras alternativas para abordar la crisis del país.

“Estamos hablando de aproximadamente US$ 2000 millones anuales, en promedio. Lo que sucede es que se está postergando el pago debido a las circunstancias actuales. La transferencia al exterior puede realizarse en el momento del cobro por parte de la línea marítima, o bien, demorarse entre 90 y 180 días. Es importante tener en cuenta que los importadores también enfrentan restricciones en cuanto al tiempo para realizar sus pagos de importaciones, por lo que los exportadores deben alinearse con estos plazos”, explicó Wolf.

Al respecto consideró que “se trata de una postergación. Desde un punto de vista técnico, es difícil determinar las necesidades del BCRA y del estado en general, pero en este caso parece ser simplemente una extensión de plazos”.

“Resulta difícil entender por qué se implementaron estas restricciones, especialmente considerando que temas como la inversión para el desarrollo del Canal Magdalena, que parece no ser necesario y requiere enormes inversiones, avanza. En cambio, situaciones como esta que afectan el día a día del comercio internacional argentino, se enfrentan a este tipo de restricciones. Francamente no parece que estas medidas fueran realmente necesarias”, declaró.

Devaluación gradual

Sobre la Comunicación 7771, con la que para muchos se pasará a pagar los fletes a una cotización del dólar MEP, el experto dijo que es un tema que se está discutiendo. En el caso de las importaciones, recordó que el BCRA autorizó el uso del dólar MEP, lo cual implicó un aumento de costos en pesos de un día para otro.

“En realidad, es una estrategia para de a poco blanquear una devaluación que no se quiere hacer de un día para otro. Sin embargo, sería mucho más simple decir: ‘A partir de ahora, este es el tipo de cambio’. El valor actual del dólar MEP supera los $ 400 y al menos sería una solución clara, ya que tener tanto el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC- tipo de cambio oficial), como el MEP para el mismo servicio o incluso para las importaciones, genera un desequilibrio que complica el mercado”.

En definitiva, de implementarse, “esta medida podría ser una solución para que las líneas marítimas realicen sus transferencias utilizando un tipo de cambio autorizado. Aunque la diferencia de valores es prácticamente el doble, las líneas marítimas todavía tienen la opción de decir: ‘Esto no me deja tranquilo’, por lo que podrían optar por mantener el cobro de fletes internacionales en moneda extranjera y evitar esta complicación de tener que gestionar el tipo de cambio y la obtención de dólares”.

Otra opción es que las líneas marítimas obliguen a los importadores y exportadores a pagar los fletes en dólares en efectivo. Así se eliminarían todos los problemas, aunque esto no está al alcance actualmente.

Fletes internacionales, panorama exportador

En cuanto a las perspectivas de exportación, señaló que es importante distinguir entre los productos tradicionales, como los primarios y la actividad industrial. “Si bien se ha registrado una caída en las exportaciones debido a factores como la sequía, se espera que esta situación se recupere, especialmente en el próximo año, siempre y cuando no haya contratiempos climáticos. Los productos tradicionales suelen tener una tendencia creciente. Se vislumbran oportunidades en nuevos sectores, como la exportación de combustibles, gases y el desarrollo del mercado del litio”, indicó.

Finalmente, Wolf afirmó que “mi mayor interés se encuentra en la actividad industrial y las economías regionales. Es ahí donde realmente se genera un movimiento importante y se demanda mano de obra. Estos sectores promueven la producción de mercancías exportables en contenedores. Pero para lograrlo, aún necesitamos enfrentar el gran desafío que requiere la implementación de medidas fundamentales por parte del gobierno que venga. Hay que tomar acciones de fondo para reactivar todas estas actividades y lograr el desarrollo que realmente deberíamos tener.”

Noticias Relacionadas

Ver Más Noticias Relacionadas

La logística ofrece nuevas oportunidades de inversión en Argentina

El crecimiento del comercio electrónico impulsa la necesidad de desarrollar nodos estratégicos.

Hace 21 horas
Por

Gobernador patagónico apoyó el desarrollo de la logística intermodal

Nacho Torres se comprometió a llevar el tema a la próxima reunión de mandatarios de la Región.

Hace 2 días
Por

Puerto Madryn será sede de una Jornada sobre cabotaje e inversiones intermodales

La actividad reunirá a destacados actores de los ámbitos marítimo, portuario y legislativo.

Hace 6 días
Por

Accionan judicialmente contra el ingreso de militares de EEUU a la hidrovía

El escrito está en la Justicia Federal e incluye a la proyectada base naval conjunta en la Patagonia.

Hace 1 semana
Por

Mover un camión en la Argentina fue 6,70% más caro en abril

El acumulado del primer cuatrimestre de 2024 trepó a 48%.

Hace 2 semanas
Por

La tecnología puede resolver uno de los principales desafíos de la industria del litio

Argentina se prepara para aprovechar una oportunidad única y posicionarse en el mercado global.

Hace 2 semanas
Por