Buenos Aires

Cotizaciones

Dólar

Compra

$ 130.75

Venta

$ 138.75

Euro

Compra

$ 134.87

Venta

$ 135.41

Real

Compra

$ 25.70

Venta

$ 25.74

Información de Provista por

“Para la mujer es un desafío compaginar la vida familiar con la profesional”

Sábado 6 de Agosto, 2022

La directora del Parque Industrial Zapala, provincia de Neuquén y licenciada en Organización Industrial, Itatí Rossi, se expresó sobre los desafíos que enfrenta la mujer en el mundo laboral.

En el marco de una serie de entrevistas que Ser Industria viene realizando a lo largo del año para conocer la realidad de la Mujer en el ámbito empresarial argentino, la especialista, oriunda de Bahía Blanca, analizó el presente del género femenino en la actividad manufacturera.

Luego de realizar sus estudios superiores en la Universidad Tecnológica Nacional de Bahía Blanca, Rossi se radicó en Zapala y desde allí impulsó el desarrollo del Parque Industrial de esa ciudad. Además, asesorara a empresas y emprendedores a través de su consultora CTP. 

¿Cómo ves, desde tus espacios laborales, la inclusión de las mujeres?

En el Parque, la gran mayoría de los cargos directivos los ocupamos mujeres. Pero veo que la inclusión en la industria todavía no funciona. Igualmente, cuando contactamos por primera vez una empresa que se quiere radicar en el Parque, una de las principales preguntas que hacemos es si se consideran empresa de mujeres. Inclusive, este dato es fundamental también para ofrecer líneas de crédito específicas. También consultamos si tienen y si tendrán mujeres dentro de la empresa cuando se trasladen al Parque, porque muchas empresas quieren tener el área del parque como una especie de sucursal, punto logístico o de transferencia de carga, entonces puede ser que en la administración central tengan mujeres trabajando, pero no en el Parque.

¿Y en el ámbito propio de la industria?

Normalmente, si son empresas familiares, la mujer queda relegada a tareas administrativas y de gestiones, pero no las veo en el área operativa.

Precisamente, ¿cuáles son las estrategias para romper el techo de cristal en el sector empresario?

Se va trabajando en conjunto con distintas estrategias que existen a nivel nacional y  bajan en línea para favorecer a las empresas dirigidas por mujeres o inclusive que tienen mujeres en el directorio. Creo que eso ayudó un montón. Después, hay que trabajar en el día a día. Tiene que ver más con un tema social. Hay que escuchar a las mujeres en líneas generales, si tienen interés en introducirse en una empresa y si ahí ven la traba. Acá, en Zapala, hay una empresa, Loma Negra, donde una mujer empezó a trabajar en el sector de despacho, de logística, manejando el autoelevador. Al comienzo, se encontró con situaciones como, por ejemplo, que no tenía baño dentro de la fábrica, tenía que ir a administración y cuando quería hacer la carga, los camioneros cuestionaban porque tenían una especie de preconcepto de que iba a quedar desprolijo o mal ordenado el espacio. Con el transcurso del tiempo pasó exactamente lo contrario. Los mismos camioneros se dieron cuenta que la más prolija para hacer la carga era ella y después directamente le pedían que se encargara.

La brecha salarial y la mayor inclusión de mujeres en puestos de decisión. ¿Necesitan legislación?

Sí y no, tengo cuestiones encontradas al respecto. Considero que a veces los cambios hay que forzarlos, pero también entiendo que esto se tiene que dar en forma natural. Sin embargo, muchas veces hay que impulsarlos con legislaciones para que se vayan dando y después se naturalizan.

¿Cuál es el principal desafío que enfrenta la mujer en el campo laboral?

El principal desafío es compaginar la vida familiar con la vida profesional, porque básicamente tenemos que ser buenas mamás, presentes, etcétera y buenas profesionales, trabajadoras y productivas. Tratar de compaginar eso supone un estrés mental bastante grande, no hace falta estar en un cargo directivo para padecerlo en el día a día. Cuanto más se avance y nuestros hijos e hijas vayan viendo esta cuestión de las tareas compartidas, por supuesto visto desde el ejemplo, lo van a naturalizar. Por lo tanto, seguramente no van a padecer lo mismo que nosotras y la presión será menor.

¿Cómo visualizas, en el corto plazo, a las mujeres en puestos directivos y también como emprendedoras?

Es impresionante la cantidad de emprendedoras que hay, no sé si es por una cuestión de creatividad, de fuerza o de decir “me las rebusco como sea”. Estoy hablando de un 60 o 70% de las mujeres. Con respecto a puestos directivos, noto que está creciendo el tema de la incorporación de las mujeres y creo que son espacios absolutamente ganados. Estoy bastante en contra de creer que se pone una mujer en un puesto directivo para, por ejemplo, considerarse una empresa de mujeres o para decir que esa gestión apoya la inclusión.

¿Qué consejo les das a las mujeres que ingresan al ámbito empresarial?

Que crean en ellas mismas, que no se limiten por lo que les dicen ni se limiten con todos los preconceptos que tenemos adquiridos en forma previa. Considero que más allá del contexto de la industria, para cualquier persona es importante tener el apoyo y el acompañamiento de los familiares y los amigos. Tener un soporte emocional es bastante importante y justamente es eso, nunca despreciar ni menospreciar a toda la gente que está cerca nuestro dando el apoyo y el decir “sí podés”, dale para adelante. Eso es una parte fundamental.