/UTN Blockchain Lab, primer laboratorio argentino sobre blockchain

UTN Blockchain Lab, primer laboratorio argentino sobre blockchain

Modernizar y digitalizar cualquier sistema burocrático, desde cualquier trámite de la facultad, hasta los contratos de inmobiliaria, son las primeras incursiones que el grupo UTN Blockchain Lab está investigando en su objetivo de popularizar la tecnología blockchain. serindustria.com.ar conversó con su director, Jorge Rojas.

Si hay algo que genera UTN Blockchain Lab, es el interés entre los jóvenes estudiantes de informática. La semana pasada, convocó a ocho posibles nuevos miembros que escucharon a su director Jorge Rojas y a Pedro Rey Puma, uno de los integrantes y fundadores del grupo, explicar las bases del blockchain y sus potenciales aplicaciones.

Hay gente presente de la facultad de informática de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), que cuenta que en la sede platense carecen de un grupo de investigación enfocado a esta nueva tecnología, y también estudiantes de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), pero el grupo está abierto a cualquiera que tenga interés en investigar sobre blockchain.

Luego de despedir a sus asistentes, y de invitarles a aprovechar de descubrir las potencialidades del blockchain, Jorge Rojas respondió a nuestras preguntas.

Pregunta: ¿Cómo empezó el UTN Blockchain Lab?

Respuesta: El grupo arrancó en septiembre de 2018, como una iniciativa de los estudiantes de la carrera de sistemas de la UTN, que tenían la inquietud de empezar a investigar la tecnología blockchain. Hablamos con las autoridades de la facultad y tuvimos mucha aceptación porque la idea caló profundo, porque todos hablaban de blockchain y Bitcoin y ahí empezamos a ‘evangelizar’, porque no era solo las criptomonedas, sino que hay mucho más por detrás.

Por eso propusimos otros casos de uso, aparte de las criptomonedas: nuestro propósito era notarizar algún tipo de documentación, por ejemplo, nos propusimos para el segundo semestre de este año, notarizar a través de blockchain, los certificados de alumno regular y las constancias de exámenes.

Hoy, los estudiantes para tener una constancia de alumno regular, tienen que pasar por el departamento de alumnos que les entrega un papel firmado y sellado, lo mismo si el estudiante tiene que pedir el día por trabajo, para poder estudiar y rendir. Si logramos eliminar todo ese papel sellado, perfectamente se puede enviar al empleador, por un PDF notarizado a través de blockchain; por lo cual el receptor de ese documento notarizado solo tiene que ingresar al sitio de la facultad para que pueda subir ese documento con un hash (código) y garantizar ese documento. Eso le sirve para validar ese documento, que de otra manera es un papel que podría ser firmado por cualquier otra persona. En este caso, blockchain viene a resolver el gran problema de desconfianza entre partes, que es lo que se da hoy en cualquier negocio o institución.

Pero va a requerir mucho apoyo de los gobiernos. Si no, queda en iniciativas y experimentos. Por ejemplo, lo que vamos hacer en la facultad solo tiene alcance a nivel facultad, pero por qué no notarizar un título universitario, el cual, en vez de tener que llevar un rollo de papel en un canuto de plástico, simplemente podría ser un PDF notarizado por el Ministerio de Educación y donde tenga que ser enviado, en este caso el sitio web del Ministerio de Educación y puedan comprobar que ese título es válido en el territorio argentino expedido por tal autoridad.

P: ¿Con qué otras particularidades se encontraron para el uso de blockchain en el país?

R: En Argentina hay un campo virgen para explotar, como en todo el mundo. Hoy hay proyectos de firma digital, que no trabajan con el concepto de blockchain, trabajan empresas que ofrecen servicios al estado. Proveen el servicio de tomar un documento y estampillarlo digitalmente, que se podría hacer por blockchain. Si el gobierno lo legisla, no tendría que depender de una sola empresa.

Dubai por ejemplo, para 2020, se propuso llevar todos sus trámites burocráticos a blockchain. Brasil, también está desarrollando casos de práctica en lo que son los documentos de catastro. Si las propiedades están en un registro blockchain, tranquilamente las personas involucradas podrían intercambiar  ese bien, con una contraprestación en criptomoneda por ejemplo. Y no haría falta que tenga que intervenir un tercero, que certifique que vos sos vos, que vendes esto y yo soy el comprador. Porque los dos estaríamos registrados y podríamos transacciones con la seguridad de blockchain.

Yo creo que lo que se viene acá es la discusión de reconvertir el trabajo de los abogados, de los escribanos, que ya muchos se están dando cuenta que tienen que incursionar en este campo y reconvertir sus tareas, que no pase solo por sellar documentos, sino de producir otro tipo de interacción con sus clientes. La idea es que la tecnología no deje afuera a nadie.

P: ¿Cuál es el principal impedimento para que el blockchain se popularice y lo use la gente o el pyme?

R: Hoy el blockchain tiene el gran desafío de facilitar. Como una tecnología nueva, está centrada en el background, el de proveer seguridad. Luego está la etapa de lograr que sea accesible a la mayoría de las personas. Que personas mayores puedan usar esta tecnología perfectamente sin necesidad de tener demasiados conocimientos.

Hacia ese camino vamos y es uno de nuestros desafíos, de generar soluciones de blockchain de uso masivo.

P: ¿Qué conclusiones sacaron del primer Hackathon organizado por ustedes?

R: Lo primero que nos impactó fue la convocatoria. Fueron más de 70 personas a la capacitación, que fue toda una tarde, duró seis horas, donde se explicaron dos tecnologías distintas de blockchain: Ethereum y Nem. A partir de ahí venía el desafío, se tenían que quedar para programar y se quedaron 50 personas. Nos fuimos casi a las 4:30 de la mañana, todos que se nos caían lo ojos pero siempre estuvimos con el mismo entusiasmo.

Fue muy impactante las ideas que proponían. Habíamos pensado tres premios y nos encontramos con un cuarto que era un chico de secundaria, que compitió con profesionales, son estudiantes avanzados en la carrera de sistemas, y él junto a una compañera, estudiante de ingeniería industrial, propusieron un juego con una brillante solución. Demostraron que la tecnología no está atada a estudiantes avanzados, cualquiera puede proponer ideas y generar impactos.

P: ¿Cuándo crees que se empezará a aplicar la tecnología blockchain en el país?

R: Va a ser un efecto avalancha. Los casos de éxito en el mundo va a generar que se empiece a adoptarla. yo creo que desde el próximo año vamos a ver aplicaciones para el uso cotidiano, de hecho los políticos están hablando de las criptomonedas, porque es algo que no pueden desatender y al mismo tiempo, hablan de la tecnología que está detrás de ellas, el blockchain y el uso masivo de blockchain va a llegar en uno o dos años y el gobierno acompañando con legislaciones.

Por Camilo Urquizu.

Vídeo: Martín Suárez